Sandbox de energía: en qué consiste y cuáles son sus aplicaciones

sandbox

En la actualidad necesitamos un cambio energético que permita a nuestra sociedad seguir evolucionando, pero minimizando el impacto sobre el planeta. En este aspecto, aprovechar un sandbox de energía contribuirá directamente a la innovación y a la progresiva descarbonización de nuestra sociedad. Te contamos todo sobre este concepto.

¿Qué es un sandbox de energía?

Los sandboxes o Zonas de Innovación en Regulación son aquellos espacios donde puedes desarrollar soluciones innovadoras a diferentes problemas y aplicarlos en un entorno real controlado. Los proyectos son llevados a cabo en un tiempo y espacio geográfico definidos. Estas zonas te permiten crear proyectos de innovación que se desarrollarán en un entorno real y controlado.

De esta manera, la innovación en el área de energías renovables puedes realizarla conociendo de manera precisa qué impactos tendrá, lo que te permite anticipar sus riesgos, beneficios y posibles aplicaciones antes de salir al mercado real. En definitiva, estos espacios surgidos en el entorno Fintech(sector tecnofinanciero) garantizan una mayor seguridad a estos avances.

Por último, gracias a la creación de un sandbox y las diferentes regulaciones que necesita podrías poner a prueba el impacto de la generación distribuida de energías renovables y de la implantación de una smartgrid o red eléctrica inteligente. Llegaría a darse el caso en el que estos avances llegaran al mercado plenamente desarrollados y listos para aplicar todos sus beneficios a un sector tan importante como es el de la energía.

¿Qué ejemplos de sandbox de energía existen?

Por desgracia, en nuestro país aún se está creando la regulación necesaria para poner en marcha estos espacios, como buen ejemplo es la Ley de Transformación Digital del Sector Financiero. Sin embargo, puedes ver cómo en algunos países ya se han implantado con muy buenos resultados. Alemania, Reino Unido, Singapur y Holanda son algunos ejemplos.

Estos países, en algunos casos sujetos al Derecho anglosajón, ofrecen a las empresas la posibilidad de crear un campo de pruebas para nuevos servicios, tecnologías o procedimientos en un entorno totalmente regulado. Así, se apuesta con decisión por el talento, la innovación y la creación de nuevos modelos de negocio que, con un poco de suerte y maña de sus inventores, pueden llegar a crear la siguiente tecnología disruptiva.

Aún así, quizás estemos cerca de ver los primeros ejemplos de Sandbox en el sector energético de la Comunitat Valenciana. Juan Sacri de Barrio La pinada, en representación AVAESEN (Asociación Valenciana de Empresas de la Energía), participa en el lab de innovación de smartgrids dentro del programa de innovación Europeo RIS3. La finalidad de esta laboratorio es crear los espacios de experimentación y pilotos para innovar dentro del sector energético.

Conclusiones

Con la aplicación de un sandbox estarías apostando por la innovación, la generación de riqueza y nuevas tecnologías. Además, sería una herramienta muy potente para acelerar en cambio de modelo energético y la creación de comunidades de energía.

Por desgracia y como parece que ya estamos acostumbrados, en España esta iniciativa llegará con retraso, pero llegará. Según la Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI), este formato de innovación, podría crear más de 5000 empleos directos y 1000 millones de euros en inversiones. 

Un sandbox de energía es una iniciativa que no se debe de dejar pasar en el sector energético. Sea para facilitar una mayor integración de las renovables o para el de una micro red energética, esta es una de las iniciativas por las que hay que apostar.

Foto portada thanks to Pixbay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X