Enamorados del arte de los más pequeños

Y es que no se puede expresar mejor el sentimiento que estos peque-artistas despertaron en nuestros corazones durante las pasadas Navidades. Pero antes que nada, pongámonos en situación.

Durante la segunda quincena de Diciembre, el equipo de La Pinada puso en marcha una serie de campañas con el fin de celebrar la Navidad con toda la gente que comparte nuestros mismos valores y nuestra misma manera de entender la vida y el mundo que nos rodea. Fueron diversas acciones que se centraban en los niños, los mayores, solidaridad, la ayuda a los más necesitados, la gratitud, la defensa del medio ambiente o la creatividad, puntos todos ellos fundamentales dentro del espíritu y la filosofía de La Pinada.

Entre todas esas acciones que llevamos acabo, hubo una que precisamente se centró en la creatividad de los más pequeños de la casa, lo cual es además uno de los pilares del método Montessori.

¿Qué hicimos? Muy fácil: organizamos el sorteo de un kit para pequeños artistas (con delantal, pinturas de todo tipo, plastelina y un montón de cosas más para que los más peques puedan dar rienda suelta al artista que llevan dentro).

Sin embargo, los niños que querían presentarse al sorteo tenían que cumplir con dos condiciones:

  1. Debían pedir un buen deseo para el 2018
  2. Debían representar ese deseo con un dibujo que luego habrían de enviarnos a través de diferentes plataformas y redes sociales.

A partir de ese planteamiento solo nos quedó esperar y maravillarnos con las obras de arte que fuimos recibiendo. Y es que rápidamente niños de 3 a 11 años fueron enviándonos, a través de sus padres, dibujos y pinturas de todos los estilos y todo tipo de temáticas. Impresionismo, expresionismo, arte conceptual, cubismo, realismo… son conceptos artísticos que viven de manera natural en la imaginación de un niño, como así nos lo demostraron, expresándose cada uno de ellos con su propio lenguaje.

Fue realmente una gozada ver la creatividad desbordante de todos ellos y su voluntad por sintetizar en una imagen los conceptos (abstractos y muchos de ellos bastante complejos) que nos habían propuesto.

Por todo ello, solo nos queda darles a todos las gracias.

Lamentablemente no podíamos premiarlos a todos, y tampoco queríamos convertir esta experiencia en una competición en la que se premiara al mejor según nuestros propios criterios artísticos, lo que hubiera desvirtuado mucho la actividad tal y como la habíamos planteado. Por todo ello (y por seguir también los preceptos de la metodología Montessori), decidimos hacer un sorteo puro en el cual la suerte sería la encargada de elegir qué peque-artista se llevaría el kit de La Pinada. No obstante, debe quedar claro que para nosotros todos ellos son ganadores.

Por último, solo nos queda dar las gracias a los padres de los artistas por su implicación y por haber compartido con nosotros el arte de sus hijos, sobrinos o nietos. Para La Pinada ha sido una experiencia increíble y sin vosotros no hubiera sido posible, así que una vez más: ¡gracias!

Os dejamos antes de terminar este post con una muestra de ese peque-arte del que os hablábamos. No son los mejores, simplemente hemos elegido 10 dibujos al azar para compartirlos con vosotros y que podáis disfrutarlos también.

Y por nuestra parte nada más: una abrazo a todos los que habéis participado en esta actividad y de nuevo, gracias por haberla hecho posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X