ECOBARRIOS: Buenas prácticas y los retos comunes.

Blanca Pedrola, Master Planning & Sostenibilidad

Medir la sostenibilidad en la edificación significa medir las mejoras respecto a los valores de referencia en el momento que se  materializa el proyecto. Estos valores de referencia dependen de factores locales climatológicos, de sistemas constructivos habituales en el lugar, de exigencias culturales, de modelos sociológicos,  o de limitaciones económicos en el mercado. Es importante poder aprender de buenas prácticas nacionales e internacionales, pero cada barrio tienes sus propios retos y objetivos. No es lo mismo la demanda energética en España que en Inglaterra, o la cantidad de lluvia para ser reciclada en Valencia o en Estocolmo. Los valores de referencia, de comparación cambian.

La tabla comparativa a continuación muestra algunos de los ejemplos de las últimas décadas en España y en Europa de eco-barrios. Todos son barrios reconocidos por estudios y publicaciones por ser ejemplarizantes. Algunos han trabajado la transversalidad de la sostenibilidad resolviendo muchos temas a la vez, otros se han concentrado en algunos aspectos específicos como puede ser energías renovables, reciclaje de residuos, transporte o la gestión del agua.

 

Un proyecto como el eco-barrio La Pinada trabaja la sostenibilidad de una manera transversal (económica, social y ambiental) bajo el paraguas de unos valores culturales, propios a un lugar:

Movilidad bajo en carbono y compartir modos de transporte: La Pinada ofrece servicios de transporte eléctrico a demanda en el área metropolitana para reducir el uso de vehículos individuales. Dentro del barrio se limita la movilidad a la circulación peatonal y ciclista.  Ecocity Györ y el barrio Hammarby Sjöstad en Estocolmo han apostado mucho por avanzar en el tema de movilidad en sus contextos urbanos.

Energía, consumo casi nulo y bajo en carbono: La Pinada reducirá a lo mínimo la dependencia energética apostando por una demanda muy baja de los edificios y una producción propia de energía renovable. El gran ejemplo internacional es sin dudo el barrio BedZED en Inglaterra de los años 2000. El proyecto de Sarriguren en Navarra optó por introducir los conceptos bioclimáticos como pieza clave en los diseños, con el fin de reducir la demanda energética a un mínimo.

Reto social, la co-creación y la accesibilidad a las viviendas: La Pinada define los modelos de hábitat según las necesidades de los futuros habitantes y ofrece diseños con estructuras flexibles para ser adaptada fácilmente. Los cambios en la estructura de convivencia entre personas hace que las familias (de)crezcan, que los mayores quieren compartir espacios con los niños y que jóvenes quieren emprender en el barrio donde se han formado. Una estructura de propiedad flexible debe facilitar esos modelos. Los barrios de Vauban y Trinitat Nova han destacado en los procesos de consulta y toma de decisiones junto con los vecinos.

Comercio local y fomento de innovación: La Pinada instala un modelo de comercio local pensada a la escala de un barrio y ofrece a sus vecinos espacios y servicios para estimular actividades de innovación y emprendurismo.  Sarriguren en Navarra ha instalado un centro de innovación en su barrio.

Materiales y economía circular: La Pinada establece una política específica en el control de flujos innecesarios de materiales. Se hará la elección y la gestión de los materiales de construcción en función de su retorno en el futuro a un ciclo productivo de materiales reciclados. En el uso del barrio, la gestión del reciclaje de los residuos orgánicos se hará localmente y se facilitará las infraestructuras para la separación y reciclaje de los demás residuos urbanos. En Vauban y BedZED, se apostaron por materiales saludables y locales.

Compra ética y clausulas sociales: La Pinada además de generar un impacto positivo en el entorno, tiene en cuenta su comportamiento interno como organización cuidando su ambiente laboral, favoreciendo el desarrollo integral de las personas que integran su equipo, favoreciendo la conciliación, ofreciendo flexibilidad horaria, etc. Además favorece las cláusulas sociales en relación a sus proveedores, desarrolla talento local y tejido empresarial innovador y aboga por la transparencia.

Agua, reciclaje y reutilización: La Pinada es consciente que La gestión del agua en nuestro clima es fundamental. La recuperación de agua de lluvia y el reciclaje de aguas grises son tecnológicamente factibles y por lo tanto es un deber convertirlo en un estándar.  BedZED y el barrio Györ en Hungría planificaron la gestión del agua para la reutilización en el interior de sus casas y para sus zonas verdes.

Biodiversidad y paisaje: La Pinada es un barrio donde las personas conviven directamente con su entorno natural. Se incrementará la biodiversidad y se convierte el paisaje como un lugar de vivir, de aprender y de disfrutar.  La Pinada promueve la permeabilidad en su territorio para compartir los espacios entre vecinos.  Ile de Nantes y Hammarby Sjöstad son lugares urbanos pero han apostado por introducir la naturaleza y garantizar de esta manera un lugar sano y saludable.

Anexo:

Trinitat Nova, 1999-2004

Se trata de un proceso pionero de regeneración urbana integral liderado por los propios vecinos, quienes a través de un Plan Comunitario alentaron al Ayuntamiento y a la Generalitat a implicarse en un proyecto innovador de participación basado en la sostenibilidad con ocasión de la puesta en marcha del Plan de Remodelación del barrio.

Sarriguren, 1998-2006

Operación piloto de arquitectura y urbanism
o bioclimáticos. La calidad ambiental se encuentra mediante el sistema verde y azul, en sintonía con la naturaleza (paisaje agrícola, corredores ecológicos, etc). También dispone de una red peatonal y ciclista. Además el barrio contiene un parque de innovación

Ecocity Györ, Hungría 2002-2005

Se trata de un caso de regeneración urbana de una Antigua zona industrial que quedó obsoleta.  Los puntos clave del proyecto son la diversidad de usos, la infraestructura verde y la movilidad sostenible. Se creó una zona con uso mixto: residencias, oficinas y comercio. La movilidad sostenible es uno de los temas principales y se generaron caminos peatonales y para bicicletas, y se bajó la velocidad en las calles. La estructura verde penetra en el barrio a la vez que genera espacios verdes y zonas de
parques conectados con el Danubio.

Vauban, Friburgo 2009

El barrio de Vauban se creó a través de un proceso de diseño participativo, convirtiéndose en un modelo de planeamiento ambiental y vivienda sostenible. Se desarrolló a partir de la comunidad existente que no quería ser eliminada por los promotores y tomó las riendas. Es un barrio sin coches, con caminos peatonales y para bicicletas y con multitud de comercios a una distancia a pie, con unos objetivos mínimos de consumo energéticos que era la mitad que la media alemana, reciclaje de agua y residuos, y espacios comunitarios para reunirse o lavar ropa.

 

 

 

 

 

Ile de Nantes, Francia, 2006-2010

Se trata de un caso de regeneración urbana de una zona industrial en claro declive. El concepto clave es la apertura de este territorio al río, al estuario y al Atlántico, redescubriendo el potencial de un entorno natural de alta calidad ambiental. El punto clave es la generación de espacio público de calidad, el refuerzo de la identidad social, la recuperación de muelles y las riberas del río como espacios de paseo y la construcción de vivienda reservando una parte a vivienda social.

(BedZED) Beddington Zero Energy Development, 2002

Se trata de un barrio sostenible de uso mixto con 100 viviendas, oficinas, una escuela y instalaciones comunitarias. En este barrio los vecinos conocen a una media de 20 vecinos por su nombre cuando la media local es de 8, la mitad de los hogares son de renta baja o de propiedad compartida. El consumo de agua de los hogares es el 50% menor que la media local de Londres, e incluye un car club en el barrio. Todo ello se ha conseguido a través de medidas como cubiertas jardín, soleamiento, energía solar, reducción del consumo de energía, reciclaje de agua y residuos, y uso de materiales naturales, o reciclados.  Una central térmica (CHP) proporciona agua caliente, que se distribuye alrededor del barrio a través de un sistema de calefacción urbana de tuberías super-aisladas.

 

 

 

 

 

 

Hammarby Sjöstad, Estocolmo 2010

Se trata de un eco-barrio donde se ha llegado muy lejos en el tratamiento de las aguas y de los residuos. Incluye instalaciones urbanas innovadoras para la gestión de los residuos y el tratamiento diferencial de las aguas según si se trata de pluviales o de residuales. El agua de la lluvia se filtra y se purifica mediante balsas de descarga, se deriva hacia espacios verdes o humedales o, sencillamente termina en el lago. Las residuales van a una planta de tratamiento donde se utilizan para producir biogás con el que se cocina y sirve también de combustible (junto con etanol) para los autobuses. Luego pasa a otro lugar donde se recupera el calor residual que sirve de complemento al obtenido en la planta de cogeneración producido por las basuras. Lo que queda se utiliza para conseguir un suelo rico en nutrientes. Igualmente los residuos se trasladan mediante un sistema neumático a los centros de procesamiento. Con los restos biológicos se producen abonos, el papel se tritura y el resto se quema en una planta de cogeneración de distrito para producir electricidad, agua caliente y calefacción a las viviendas.

 

2 comentarios sobre “ECOBARRIOS: Buenas prácticas y los retos comunes.

  1. Pingback: Barrio La Pinada en South Summit 2018 - La pinada

  2. Pingback: Experiential Tour - La pinada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X