Easy Tip: Reducir Plásticos en el Cuarto de Baño (II)

caballito mar

Si ya has aplicado todos los consejos de el anterior Easy Tip sobre cómo reducir residuos en el cuarto de baño, o simplemente te pareció demasiado fácil y quieres ir un paso más, ¡sigue leyendo!

Vamos a buscar sustitutos más sostenibles para los productos del aseo personal que igual no sean tan obvios, o que supongan un pequeño esfuerzo (nada que no puedas conseguir).

Peines y cepillos de madera

En principio un peine o un cepillo del pelo no es algo que desechemos con frecuencia, por lo que no nos supone una preocupación cuando pensamos en reducir residuos. Si ya tienes peines y cepillos de plástico no los tires para comprarte otros de madera, síguelos usando hasta que se acabe su vida útil. Sin embargo, si estás pensando en comprarte un cepillo o peine para el cabello, los de madera son preferibles a los que están fabricados de plástico. Los cepillos de materiales naturales están compuestos por madera (si es de olivo mejor, ya que resiste muy bien al agua) y cerdas naturales. Estas cerdas pueden estar hechas desde pelo de cerdo o jabalí, pelo de animales como cabra, caballo, tejón, marta, pony, etc.., hasta todo tipo de fibras vegetales como coco, unión fibre, etc.

Pasta de dientes

Una vez ya tienes tu cepillo de dientes de bambú, surge la siguiente duda… ¿Es posible eliminar los residuos que generamos con la pasta de dientes? Bueno, aquí no todo es perfecto. Los habituales tubos de plástico se pueden sustituir por otras alternativas:

  • Frascos de cristal. La marca Georganics tiene una gran variedad de pastas de dientes en frascos de cristal. Aunque el precio pueda parecer un poco elevado, estos botecitos pueden llegar a durar meses, ya que la cantidad que se usa es muy pequeña. Hay que acostumbrarse a la sensación, si esperas una explosión de espuma con sabor mentolado en tu boca, no es el caso, pero en cuanto pruebes el poder blanqueante del carbón activo, no vas a querer volver atrás 😉 ¡La ventaja es que los frascos pueden ser reutilizados para hacer tu propia pasta de dientes!
  • Dentífrico sólido. Un ejemplo es este de Pachamamai.
  • Dentífrico en polvo. Generalmente estos polvos suelen venir en recipientes de plástico, pero la huella de carbono que se genera en el transporte es mucho menor que en el caso de los dentífricos en crema. Van genial para llevar de viaje y duran mucho. Puedes encontrar algunos ejemplos en Lush y en Herbolario Navarro.
  • En tubos de metal. Con esta opción no eliminamos los residuos, eliminamos el plástico, que ya es algo, aunque no sea la solución ideal.

Si quieres ganar la medalla “Zero Waste” y nuestra admiración, ¡puedes fabricar tu propia pasta de dientes! Si, como lo oyes, en internet hay miles de recetas (con bicarbonato, aceite de coco, arcilla blanca, etc). Te dejamos aquí una facilísima receta de Trash is for Tossers.

También es posible eliminar el plástico de las botellas del enjuague bucal. Puedes probar con el oil pulling o con el enjuague bucal en pastilla (como estos de Lush y de Georganics).

Desodorante

Aquí sin duda, la mejor opción es ¡no usarlo!…

Vale, era broma. Aunque por norma general el sudor corporal no debería ser desagradable si nos hidratamos correctamente y comemos sano, en general todos somos muy delicados con este tipo de olores, así que vamos a buscar algunas opciones no tan malas. ¿No seguirás usando desodorante en aerosol? Si es así puedes leer aquí por qué no deberías seguir usándolos.

Antes de ponernos a decidir el desodorante que vamos a usar, es muy importante revisar muy bien la lista de ingredientes, ¡la salud es lo primero! Ahora nos centraremos sólo en el criterio de los envases y no de los componentes para hacer algunas recomendaciones. Y no, con ninguno de ellos vamos a poder hacer esto.

¿Que estás súper motivado con eso de reducir los residuos a su mínima expresión? Pues prueba esta receta y házte tu propio desodorante.

Cuchillas de afeitar

Tanto si las usas para afeitarte el vello del cuerpo o el de la cara, lo mejor es sustituirlas por una maquinilla de afeitar metálica con hojas desechables.

Para conseguir un kit de afeitado totalmente ecológico, hazte con una brocha de afeitado y una pastilla de jabón para reblandecer el pelo.

Bastoncillos

¿Sabías que en Inglaterra han empezado una campaña contra los bastoncillos de los oídos? Y esque estos famosos bastoncillos, además de ser malas para el oído, inundas nuestros mares

Muchos estudios apuntan a que no es necesario limpiar la cera de los oídos, pero si aún así te resistes, busca otras soluciones como las soluciones líquidas que limpian suavemente el oído o los palillos de oídos metálicos (o ear picks) ¡cuidado con éstos!

Higiene femenina

Si, por fin hemos llegado el tema estrella. Y es que la mitad de la población mundial son mujeres y, aunque es verdad que en los países más pobres no pueden acceder a los productos de higiene femenina, la producción de residuos relacionados con el ciclo menstrual de la mujer es uno de los grandes problemas medioambientales a los que nos enfrentamos, porque estos deshechos no son reciclables y muchas veces acaban flotando en nuestros mares. Todo esto sin mencionar los problemas de salud que van asociados a ellos, ya que para su producción se utilizan una gran cantidad de productos químicos que acaban dentro del cuerpo de quienes los usan y no permiten una correcta transpiración…

¿Sabes cuántas compresas y/o tampones puede usar una mujer a lo largo de su vida? Y es que las mujeres se ven obligadas a gastar miles de euros a lo largo de su vida es este tipo de productos.

  • Este tipo de resíduos son fácilmente evitables. Algunas alternativas a los productos convencionales son la archiconocida copa menstrual, las compresas y salvaslips de algodón y las braguitas menstruales.
  • Todo lo necesario para una menstruación más saludable lo puedes encontrar en la tienda española Cyclo.

Después de todos estos consejos (junto con los del primer post) ya no tienes excusa para convertir tu cuarto de baño en un templo del “Residuo Cero”.

P.D. ¿queres evitar también el papel del váter? Lee esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X