Easy Tip: ¿Qué comer en la oficina?

Como sabes, los plásticos de un solo uso y la creciente cantidad de residuos que generamos en el día a día están provocando grandes problemas medioambientales. En el día a día hay muchas cosas que podemos hacer con poco esfuerzo para reducir nuestros residuos drásticamente y controlar el desperdicio alimentario que generemos.

Comer en la oficina es uno de esas acciones cotidianas en las que se pueden llegar a generar un gran número de residuos sin darnos cuenta (no tiramos esos desechos a nuestro cubo de basura, por lo tanto somos menos conscientes de ellos).

A continuación podrás encontrar algunas alternativas que te ayudarán a reducir los residuos a la hora de comer en la oficina.

  • La Comida

Llevar nuestra propia comida a la oficina puede evitar generar muchos residuos innecesarios, estas son algunas opciones:

Lleva tu comida en una fiambrera

Sin duda la opción más económica y saludable. A la hora de elegir un tupper, ten en cuenta que el vidrio es el mejor material, ya que no desprende partículas perjudiciales ni cambia el sabor de los alimentos. Además, no representan ningún peligro si queremos calentar los alimentos dentro del propio tupper. Si el vidrio te parece demasiado pesado para transportarlo, y prefieres usar de plástico, elige siempre plástico sin  BPA ni BPS.

Llena tus tuppers con comida saludable, colorida y nutritiva. No cuesta mucho hacerlo en casa. Aquí puedes ver algunas recetas fáciles. Además, el Comidista tiene muchas recetas ricas en su blog para que nunca nos quedemos sin ideas a la hora de preparar el tupper: Tres tuppers para comer de lujo en el trabajo, Las mejores recetas para comer de táper y A tope con el táper

¿Te gustan los retos y quieres dejar boquiabiertos a todos en la oficina? Pues súmate a la tendencia que hace furor en Japón, los charaben.

Compra en la casa de comidas para llevar, el bar o la cafetería y lleva tu tupper

Seguro que cerca de tu oficina hay muchos bares o cafeterías, ¿verdad? Consumir alimentos que han sido preparados para muchas personas siempre es una opción responsable con el medioambiente, ya que de esta forma se aprovechan mejor los recursos. Puedes intentar elegir platos que no sean muy grasos y que estén elaborados con ingredientes de temporada. De esta forma tu salud te lo agradecerá, ya que comer regularmente de una forma inadecuada puede acarrear graves problemas. Además llevar tu envase o plato es una opción para reducir el uso de contenedores mono-uso.

Si vas al supermercado…

Intenta comprar cosas sin envases, en especial si son de plástico. Son preferibles los envases de cristal, ya que siempre los puedes volver a utilizar. Los platos precocinados del supermercado no son una buena opción ni para tu salud ni para la del planeta. Los productos ecológicos son preferibles a los productos ultraprocesados. Algunas ideas que te podrían solucionar una comida en la oficina:

  • una ensalada de lechuga, garbanzos, tomate y aguacate
  • un bocadillo de aguacate y queso (comprado en la charcutería y llevando tu el envase)
  • una ensalada de fruta

Recuerda llevar tus propias bolsas al supermercado. Este artículo te ayudará a reducir los residuos al comprar en el súper.

Come en el bar o restaurante

De esta forma evitarás generar residuos. Además es un buen momento para desconectar y charlar con tus compañeros de trabajo.

  • El bocata

Si para tí el bocadillo o sándwich de las 11 es sagrado y no estás dispuesto a renunciar a él, también puedes evitar el papel de plata. Para ello sólo tienes que hacerte con unos envoltorios para bocadillo reutilizables (puedes verlos aquí y aquí). También existen unos envoltorios hechos de papel encerado que te permiten envolver cualquier alimento de forma sencilla. Y si nada de esto te convence, ¿qué tal estas bolsas de silicona? En ellas podrás transportar además otros alimentos como frutas y verduras.

Si buscas una opción un poco más saludable, lleva fruta o frutos secos comprados a granel en un tarro de cristal.

  • ¿Un café?

Tienes un montón de opciones para no usar ni un vaso de café desechable más. La primera es, obviamente, tomarte el café en la cafetería. No hay nada mejor que un descanso de 15 minutos para un cafecito. Si prefieres tomarte el café mientras revisas el correo en la oficina, lleva tu propia taza o un vaso de café reutilizable para llevar (como este o este). Y si en tu oficina hay máquinas expendedoras de café, hay algunas que te permiten utilizar tus propios vasos. Si no dispones de esa opción, pide al responsable que cambien la máquina por una opción más sostenible, nunca se sabe cuándo tus peticiones van a ser escuchadas 🙂

¿Tenéis una máquina de cápsulas en la oficina? Este artículo te interesa.

  • Kit de residuo cero

Si en tu oficina no hay cubertería o vasos que poder utilizar para comer, evita usar los desechables. Puedes hacerte con un set de cubiertos para picnic. Los hay de muchas clases, de bambú, de metal, de plástico, plegables, con funda, etc. Lo más importante es que los puedas reutilizar y que sean cómodos y prácticos de utilizar.

Otro residuo innecesario que podemos reducir son los vasos de plástico que vienen en los dispensadores de agua. Lo mejor es hacerse con una botella reutilizable de vidrio o de acero inoxidable. Además, de esta forma será más fácil mantenerse hidratado durante el día, ya que siempre está a mano. Y si le añades limón u otra fruta el agua estará aún más rica.

Esperamos que estos consejos te ayuden a comer de una manera más saludable en la oficina y a conseguir reducir tus residuos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X