Easy Tip: Pinta tu hogar de manera saludable

Si estás pensando en aprovechar estos meses de veranos para darle a tu casa un lavado de cara, probablemente tengas que coger el pantone y tomar decisiones difíciles, pero además del color, hay otras cosas a considerar a la hora de elegir la mejor pintura para tu hogar.

¿Alguna vez te has preguntado qué es ese olor que respiramos cuando la pintura aún está fresca (incluso hasta varias semanas después)? Pues este olor se debe a ingredientes volátiles derivados del petróleo como formaldehído, xileno, cetonas o fenoles, que son muy peligrosos para la salud. Estos compuestos se llama COV (Compuestos Orgánicos Volátiles).

Pintar la casa con una pintura ecológica es el primer paso para conseguir un hogar más saludable. Las pinturas ecológicas o naturales recurren a ingredientes básicos de origen vegetal o mineral como resinas, almidones, aceites de linaza o de frutas cítricas y ceras y por lo tanto son mucho más sanas que las convencionales. 

Las ventajas de este tipo de pinturas son que permiten que la casa respire dejando pasar el vapor de agua, lo que hace que el aire sea más sano y evita humedades. Además, no tienen disolventes y atrae menos el polvo que las pinturas convencionales, ya que no se cargan con electricidad estática.

Vamos ver algunos términos que escucharás si quieres pintar tu casa con pinturas más sanas:

  • Pinturas naturales. pueden ser de origen vegetal o animal (las más conocidas son vegetales). Las pinturas de base vegetal también pueden contener gran cantidad de COVs aunque sean de origen «natural».
  • Pinturas minerales. pueden ser de pinturas ecológicas de arcilla, silicato cal.
  • Pinturas ecológicas. Probablemente lleven el sello Ecolabel de la UE. Esto significa que su impacto ecológico es más reducido, pero aun así, pueden contener pequeñas dosis de COV.

Como vemos, la etiqueta ecológica europea o Ecolabel garantiza que las pinturas contienen menos tóxicos y petroquímicos, pero las pinturas naturales y minerales prescinden de ellos.

¿Qué tipos de pinturas naturales y minerales podemos utilizar?

  • Al látex. Tiene un gran poder de cubrición, pero en vez de ingredientes plásticos recurre al látex de origen vegetal. Es lavable y apta para pintar la cocina y el baño.
  • Con silicatos. Idóneas para pintar sobre mortero de cal en exteriores y sobre yeso (sólo en caso de que la pintura sea de sol-silicato) en interiores. Son muy duraderas, pues en realidad no cubren, sino que se integran en el material de la superficie.
  • A la cal. Es una pintura asequible que permite conseguir acabados originales y soporta bien la humedad. Se mezcla cal aérea, pigmentos y, si se desea, arena fina. Puede aplicarse sobre yeso y cemento.
  • Arcilla fina. Combinando arcilla blanca con pigmentos minerales, proteína (caseína vegetal) y celulosa vegetal se obtiene una pintura excelente para interiores. Ofrece un aspecto mate, sedoso y cálido.

Aunque el precio de las pinturas naturales pueda parecerte más caro, a la larga suponen un ahorro, ya que son de mayor calidad y la frecuencia con la que tendrás que volver a pintar tus paredes será menor. Ah, y no olvides los beneficios para tu salud y el medio ambiente.

Te animo a que te sigas informando sobre las pinturas ecológicas, es todo un mundo con un montón de opciones. Además, antes de tomar una decisión, compara productos y déjate asesorar por los expertos, que podrán indicarte qué pintura es la mejor para cada caso (interior/exterior, sobre pintura antigua o sobre otro material).

Si quieres ir un paso más y hacer tu propia pintura ecológica, te dejamos aquí algunas recetas.

Algunas marcas de pinturas saludables: Keim (pintura mineral de silicato), Beal (pintura mineral de cal), Ecoclay (pintura mineral de arcilla), Embarro (pintura natural y mineral), Colorea (pinturas naturales y minerales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X