Todo lo que quieres saber sobre una comunidad local de energía en los eco barrios

comunidad-local-energia-eco-barrio-la-pinada

En el último taller de co-creación de energía debatimos sobre el concepto comunidad local de energía verde, ¿quieres saber en qué consiste y qué oportunidades nos trae? Te invitamos a continuar leyendo.

Definición y objetivo de la comunidad local de energía

Una comunidad de energía es un concepto mediante el cual un grupo de usuarios toman un papel activo en el uso de su energía y que la nueva directiva europea sobre la transición energética, el llamado “Clean Energy for all Europeans”, considera como una nueva figura clave dentro de esta transición.

El objetivo principal de una comunidad energética es ofrecer beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad en la que desarrolla su actividad.

Las actividades principales que puede desarrollar la comunidad energética son:

  • la generación de energía principalmente procedente de fuentes renovables,
  • la distribución de energía,
  • el suministro de energía,
  • el uso o consumo de energía,
  • la agregación de energía,
  • el almacenamiento de energía,
  • la prestación de servicios de eficiencia energética,
  • la prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos o de otros servicios energéticos.

Oportunidades y ventajas de la comunidad energética

La transición energética en la que nos encontramos inmersos brinda oportunidades muy interesantes ya que aparecen nuevos sistemas de cooperación que promueven un sistema energético más justo, eficiente y colaborativo de nuestros recursos energéticos.

Las comunidades locales de energía tienen como principal ventaja el hacer más eficiente en coste y cantidad la energía que usamos. Por ejemplo, una vivienda que tenga instaladas unas placas fotovoltaicas en su tejado, si sus habitantes trabajan durante el día (jornada de 9h a 6h) no se pueden beneficiar de la energía que producen, pero quizás un vecino cercano que trabaja desde casa sí puede hacerlo. Ahora imaginemos el caso opuesto, este vecino que trabaja desde casa, los fines de semana no se encuentra en su vivienda, ya que tiene una casa en la montaña, los vecinos que no pudieron beneficiarse de la energía fotovoltaica durante la semana podrán hacerlo ahora. Y en el caso que ninguno pueda beneficiarse la energía verde que hemos producido en nuestras viviendas pasará a la red eléctrica, contribuyendo a crear un red más verde y sostenible. En este caso, hacer una gestión colectiva de la producción, uso y almacenamiento de energía nos hace más eficientes. Por ejemplo, llevando a cabo una contratación colectiva de electricidad se puede ahorrar hasta un 12% en la factura, y realizando autoconsumo fotovoltaico compartido con nuestros vecinos podemos ahorrar hasta un 30% en la factura.

La contratación colectiva o el autoconsumo compartido a través de una microrred puede ayudar a a reducir los costes energéticos entre un 30-40%

Además, las comunidades de energía son una oportunidad de hacer partícipe a las personas en el cambio hacia un modelo energético más limpio, que de otra manera no se hubieran involucrado, contribuyendo además en mejorar la aceptación de las energías renovables en nuestra sociedad.

Papel y legalidad de las comunidades de energía

A día de hoy en España la figura de comunidad local de energía aún no está reconocida, aunque el ministerio de transición ecológica está trabajando en ello. Por otro lado la Unión Europea está definiendo en estos momentos una entidad o forma jurídica que pueda integrar a los distintos actores. Parece razonable que la entidad jurídica será de participación voluntaria y abierta controlada por accionistas o miembros que sean personas físicas, autoridades locales o empresas.

Entendemos que la comunidad local de energía tendrá la capacidad de ser un agente activo en el mercado eléctrico a través de la figura del agregador de demanda energética. El agregador es una figura que agrupa a los distintos agentes del sistema eléctrico, por ejemplo, consumidores, autoconsumidores, miniproductores, prosumidores, almacenamiento a través de baterías, puntos de recarga de vehículos eléctricos, o cualquier combinación de éstos, para actuar como una sola entidad y participar en el mercado eléctrico (tanto mayorista como minorista) o vender servicios al operador del sistema (REE). Este nuevo agente, será quien represente a los distintos actores en el mercado eléctrico con un interés común, pagar lo mínimo por la energía que se utiliza.

El agregador de demanda, a través de la recepción de señales de precio del operador del sistema, ayudará a una mayor integración de las energías renovables en la red inyectando energía de sus recursos distribuidos (almacenamiento) o reduciendo la demanda energética de la comunidad. Además, 

Barrio La pinada y ejemplos de comunidades de energía

El eco Barrio La pinada tiene entre sus objetivos estratégicos convertirse en un distrito de balance energético positivo (positive energy block). Y ésto, ¿qué quiere decir? Pues es tan simple como que va a producir más energía verde de la que necesita. Como barrio pionero en la lucha contra el cambio climático, no lo concebimos de otra manera. Investigando a nuestros amigos Europeos y Americanos hemos encontrado algunos ejemplos de comunidades de energía que nos inspiran. A continuación os compartimos dos de ellos:

Comunidad local de energía de Freiburg

La primera se encuentra en Alemania, en la ciudad de Freiburg. En esta ciudad se tienen instalados un total de 445 kW de energía fotovoltaica, produciendo cuatro veces más energía de la que se usa en un año. Uno de los elementos clave para poder llegar a ser un “positive energy block” pasa por hacer un diseño y una construcción que favorece la eficiencia energética, por ejemplo el bioclimatismo y el aislamiento térmico. Esto hace que se ahorren 200 mil litros de petróleo, y hasta de 500 toneladas de CO2 al año .

comunidad-local-de-energía

Además se utilizan de utilizar materiales sostenibles en la construcción, reutilizan el agua de lluvia y tienen instalado un sistema de car sharing aunque mayoritariamente es posible moverse a pie, o bien en bicicleta, éstos dos últimos los más sostenibles sin duda.

Comunidad local de energía de Brooklyn

También encontramos otro ejemplo al otro lado del océano, en Brooklyn. En Brooklyn se encuentra el proyecto Brooklyn microgrid, donde en varias viviendas y edificios terciarios del barrio se han instalado placas fotovoltaicas para generar electricidad, creando una micro-red entre todos los vecinos.

En este caso los vecinos intercambian energía con sus vecinos utilizando blockchain, es decir, hacen transacciones de energía entre ellos sin que interfiera ningún intermediario, regulando así la energía que usa cada uno de ellos y intercambiando aquella que no utilizan. Además este proyecto abre la puerta a que en cualquier ciudad del mundo se puede crear una comunidad de energía.

Los retos de las comunidades de energía

Las comunidades de energía verde son una oportunidad para innovar al mismo tiempo que generar un impacto positivo. Para poder ponerlas en marcha hay que trabajar de manera conjunta con aquellos que nos rodean, lo que por supuesto, conlleva una serie de retos. Por un lado tenemos los retos legales que confiamos que la Unión Europea está atajando en estos momentos. Por otro lado encontramos a nuestro juicio un reto más grande que es el de poner a trabajar a varios actores con un mismo objetivo en un sector donde no es muy común hacerlo.

En cuanto al reto de gobernanza de la propia comunidad de energía, sabemos que no va a ser fácil ponernos de acuerdo, pero confiamos que el sentido y objetivo común nos lleve a los acuerdos que necesitamos. Además, otro reto relacionado con las personas es reforzar el sentimiento de comunidad en un sector donde mayoritariamente no existe. La comunidad energética nos ayudará a que el conjunto del sistema energético sea más eficiente, menos contaminante y perjudicial para el medio ambiente.

Puesta en marcha de la comunidad local de energía de La pinada

Las comunidades de energía no son una cosa del futuro, en La pinada nos estamos poniendo a ello con los futuros vecinos y vecinas. Nos inspiramos en aquellas comunidades que ya están en marcha y este mes de marzo ponemos en marcha la comunidad de prácticas de energía que tiene entre sus objetivos definir la gobernanza de la comunidad local de energía del eco barrio. La comunidad de prácticas es un espacio de participación y reflexión para resolver de manera conjunta retos, en el caso de La pinada enfocado esta vez en la energía.

Conclusiones

  • El objetivo principal de una comunidad energética es ofrecer beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad en la que desarrolla su actividad.
  • Las comunidades de energía son una oportunidad excelente para formar parte de una transición energética hacia un modelo más justo, minimice el impacto al medio ambiente.
  • Las comunidades de energía son la oportunidad de tomar un rol activo en la manera que producimos y usamos la energía pasando de un modelo centralizado a uno descentralizado.
  • El eco Barrio La pinada, por su carácter de innovación social y ambiental, puede convertirse en un lugar de experimentación e inspiración para la expansión del concepto comunidad local de energía al resto de la geografía del estado español.

Este post ha sido escrito por Elena Fernández y Juan Sacri del energy team de Barrio La pinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X